miércoles, 15 de octubre de 2008

¿Por qué se prostituyen los jóvenes?


Por lo general, la mayoría de los menores llegan a la prostitución por que han sido abusados sexualmente por algún conocido en alguna etapa de su niñez, adolescencia o juventud, cuando el joven llega a entender que fue objeto de un abuso sexual muchos huyen de sus casas, caen en el alcohol o en las drogas debido que en ese momento el proxeneta puede llegar a alcanzar un papel dominante en la vida del menor que pocas veces lo denuncia.

Este tipo de situación se presenta en todo tipo de estratos socioeconómicos, alto, medio/alto, medio y bajo, permitiendo en la mayoría de los jóvenes tomar decisiones inapropiadas pues sienten que sus vidas ya no tienen sentido, sentimiento que se fortalece cuando al comunicarle a sus padres lo que ha estado sucediendo y ellos no le creen, ayudando así al menor a reforzar sus creencias irracionales “nadie me cree, yo no valgo nada” y el único camino que ve es el de la prostitución sin salir de su dolorosa realidad.

También se incrementa el número en prostitución con el muy conocido concepto de “prepagos” la tanta información que se ve en los medios masivos de comunicación de cómo ser una chica o chico popular, de mente abierta, entre otras cosas, los impulsan a entrar en ese mundo, sin dejar su mundo, debido a que los contactos los realizan en espacios educativos, centros comerciales, internet, despedida de solteros, fiestas y terceras personas. Y es tanta la oferta que entre más jovencita es la clientela, más aumenta la visión de la prostitución, muchas son reclutadas por sus amigas/os, los cuales muestran los objetos de moda que consiguen por estar con un cliente y lo importante que se sienten porque le regalaron un celular para mantener contacto con ellos.

Se creía que la prostitución era solo de estratos altos y que era solo de mujeres, hoy día está en cualquier estrato y lo practican también los hombres, donde el dinero no siempre es la justificación para prostituirse, sino la popularidad y el reconocimiento, unas/os son reconocidas/os como profesionales en modelaje, bailarines y actuación, y otras, por su belleza y voluptuosidad, pero lo preocupante para todos los casos es la elección por la prostitución como un estilo de vida que satisface sus necesidades, permitiendo en muchos de ellos llevando una doble vida, que poco a poco va afectando su integridad, su vida de familia, social e interpersonal. Estos jóvenes realizan una actividad sin restricción, mezclando lo intimo con lo público generando ganancias económicas sin querer darse cuenta que están dañando su salud física, psicológica y espiritual. Por lo general muchos de estos jóvenes recurren a las drogas para realizar este ejercicio, terminando muchos en drogadictos.

Cabe aclarar que no se debe tener a la prostitución como un trabajo, porque no lo es, y si lo practican los menores de edad, estamos hablando de explotación sexual porque ellos no tienen la madurez mental apropiada para considerar que está bien y que no, que le conviene o no. ellos tienen capacidad interna para elegir de qué hacer con sus vidas, pues no todos los jóvenes que tienen necesidades económicas, o son maltratados por sus familiares recurren a la prostitución para conseguir dinero. Pero algunos jóvenes prostituidos lo hacen por la necesidad errada de dar vía libre a sus emociones para encontrar el placer, el goce de su felicidad.

Cuando los jóvenes se prostituyen su ser como persona deja de existir, cambian el ser, por el hacer y tener. Han perdido su valor, su autoestima, se sumergen en un mundo de clandestinidad y no permiten que nadie les pregunte nada y sienten siempre que los están cuestionado, muchas veces pueden saber cómo entraron en ese mundo, pero no saben cómo dejarlo, pues, el ejercicio de la prostitución ha pasado hacer su eje, su centro de existencia, haciéndolos caer en un vacío existencial, que día a día los sumerge más alejándolos cada vez de sus sueños que son personas jóvenes capaces de emprender cualquier tarea sin hacerse daño, gozando de sus cualidades y procurando su felicidad y la de sus seres queridos.

Las causas por las cuales un joven se prostituye son diversas, uno de los factores determinante son, la necesidad económica, el maltrato intrafamiliar, el abuso sexual, factores psico-social (entorno familiar, social, concepto de sexualidad, educación, cultural, entre otros), son las más comunes, sin embargo no se puede generalizar estas causas, cada persona actúa de manera diferente ante una situación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada